Inicio Sin categoría Multiplican los pobres pero no los peces

Multiplican los pobres pero no los peces

519

pescadores

 

 

“El pescador…no tiene fortuna, solo su atarraya”, canta Toto. En el Caribe y el Pacífico, en San Andrés y Providencia, en el Magdalena, el Cauca, el Orinoco, el Amazonas, el San Jorge, etc., en todos los rincones del país miles de colombianos madrugan a las faenas pesqueras. Su canoa y su atarraya, sus “armas” para buscar la comida. En el mercado venden los pescados para llevar el sustento a su familia. Grandes esfuerzos, grandes sacrificios, pero el gobierno los ha abandonado a su suerte. Promueve la ruina de la pesca artesanal y así se pierde nuestra cultura y una insustituible fuente de trabajo, progreso y sostenimiento de la seguridad alimentaria de los colombianos. Salvemos la pesca artesanal.

Ver más:

 

Sobre cómo se traiciona a la patria con la política pesquera. Aurelio Suárez