Generic placeholder image
Generic placeholder image

Las apuestas de Jorge Robledo a la Presidencia

Entrevista en el diario La Patria de Manizales.

Hace 5 meses

Tomado de: https://www.lapatria.com/politica/las-apuestas-de-jorge-robledo-la-presidencia-485796

El senador y precandidato a la Presidencia de la República Jorge Enrique Robledo Castillo se ve en mayo representando a la Coalición Centro Esperanza y ganando en segunda vuelta, en junio de este año.

Es uno de los seis precandidatos presidenciales de esta Coalición de centroizquierda, que el 13 de marzo irá a una consulta para que los ciudadanos elijan por votación a un candidato único. Nació en Ibagué (Tolima), y vivió en Manizales durante 27 años, tiempo en el que se inició en la actividad política hasta convertirse en senador, primero por el MOIR y luego por el Polo Democrático.

“Esta es una consulta que, a diferencia de la del senador Gustavo Petro, no se sabe quién va a ganar. Las consultas son tipologías políticas particulares, las miden muy mal las encuestas. Pero por todo lo que estamos haciendo y lo que estoy viendo, creo que soy competitivo: la fuerza que hemos desarrollado, mi trayectoria y el Movimiento Dignidad respaldándome, que tiene 80 candidatos a Senado y Cámara”.

Frente a Petro

– Dicen que el país está cansado de los radicalismos políticos, de izquierda y de derecha, por lo tanto la opción es alguien de centro, ¿con quién se ven entonces en segunda vuelta presidencial?

No soy bueno para ese tipo de cábalas. Con el que sea habrá que ganar la jefatura del Estado en junio. El que sea tendrá que lamentar haberse encontrado con nosotros, porque va a perder la elección.

– A pesar eso dice que Gustavo Petro, que puntea en encuestas de favorabilidad electoral, no es tan seguro que esté en la segunda vuelta, ¿por qué?

Porque la aritmética así lo dice. Hace cuatro años él nos ganó, a la Coalición Colombia, en la primera vuelta presidencial por el 1,4% de los votos, y fue por errores. No hacer consulta fue una equivocación. Hoy cómo están las cosas, mientras la Coalición Centro Esperanza es mucho más que lo que fue la Coalición Colombia, el Pacto Histórico -movimiento de Petro- es básicamente lo mismo que tuvo hace cuatro años. Muchas cosas nos dicen que le vamos a ganar en mayo.

– Ayudó a crear el Movimiento Dignidad, ante la escisión del Polo Democrático, ¿cree que buena parte de los polistas estarán con usted?

Los sectores que nos escindimos del Polo, hace un año, le habíamos puesto más de la mitad de los votos al Senado. Dignidad ha agrupado más gente que estaba en el Polo y que no se salió hace un año. Dignidad es también más fuerte por la gente nueva que ha llegado, como Juan Manuel Ospina, nuestro presidente nacional que fue senador del Partido Conservador y está aquí.

Sus apuestas

– Ha sido el senador del agro, ¿cuál es su propuesta, con un país con tantos altibajos para la producción agrícola y pecuaria?

La vida me dio la razón y hubiera preferido equivocarme, pero la apertura, el libre comercio y los TLC le han hecho un daño brutal al agro. En 1990 importábamos 500 mil toneladas de productos agrícolas y estamos importando 14 millones, y no ha terminado el tope más alto. La leche la deben borrar del mapa entre 2026 y 2027, el arroz y el pollo en el 2030; cualquier TLC con Asia arruinaría el azúcar, la panela y la palma de aceite. Si no hay modificaciones en los TLC, si no se renegocian, no le veo futuro al agro nacional. Además, los costos internos de Colombia son muy altos; la tasa de interés del crédito, los servicios públicos, los combustibles, los peajes; producir en Colombia es un milagro. Me voy a centrar en hacer modificaciones en las relaciones internacionales de Colombia y en bajar el costo país para estimular la sustitución de las importaciones. No me opongo a exportar, pero es un error no hacer esfuerzos por producir la dieta básica de la nación.

– ¿Cómo afrontaría las reformas tributaria, pensional, de la justicia que requiere Colombia, o cree que no necesita hacerlas?

Mi primera política social es generar fuentes de empleo y de riqueza, que además nos permite unir a los asalariados, a las clases medias y a los empresarios. Hay que derrotar la corrupción y los corruptos. Al mismo tiempo habrá que hacer modificaciones. Por ejemplo en el caso tributario, no puede seguir sucediendo esta profunda corrupción tributaria, el contrabando. Nombraré un comité especializado para proponer una reforma de gana-gana, que no es para destruir la industria, ni el agro, ni la economía que tiene éxito, pero sí para que a partir de un estudio técnico bien hecho hagamos un gran acuerdo nacional. La mejor reforma tributaria es que crezca y se desarrolle la economía.

– ¿Luchando contra la corrupción es suficiente para lograr ese crecimiento económico?

No, con la estrategia anticorrupción derrotamos a los corruptos y eso es lo primero que hay que hacer. No pueden seguir gobernando los mismos con las mismas. Liberarnos de eso nos va a permitir gobernar de acuerdo con el interés nacional y no con el interés de los avivatos. En las relaciones internacionales de Colombia hay corrupción profunda, hay gente que defiende intereses extranjeros porque gana plata con esa posición. Se trata de que a partir de gobernar con las manos limpias y libres, podamos hacer las modificaciones económicas.

Banderas

– Usted ha sido docente por muchos años y políticamente ha defendido la propuesta de educación gratuita, ¿podría hacerlo de llegar a la Presidencia y cómo lo haría?

Ese es un punto clave. Toda riqueza proviene del trabajo y todo progreso del trabajo, proviene del desarrollo del conocimiento. Colombia entonces debe tener la mejor educación, la mejor ciencia. No hay consigna mejor para educación que esta: educación universal, es decir para todos, incluidos los más pobres; educación de alta calidad, para que no sea una estafa; gratuita, porque sino, no pueden estudiar los hijos de los pobres; pública, porque sino la paga el Estado, quién la paga, y libertad de cátedra, no puede servir la educación para obligar a la gente a pensar de una determinada manera política. No voy a estatizar la educación privada, pero sí voy a insistir y a revisar en que tiene que ser sin ánimo de lucro, porque esto deteriora la calidad de la educación. Al mismo tiempo promoveré muchas políticas para mejorar la calidad de la educación pública y privada, en lo que podemos avanzar mucho para mejorar los niveles. Todo esto es para hacer acuerdos nacionales. Espero sentarme con los rectores y buscar mejorar la calidad de la educación.

– La pandemia sigue y el sistema de salud en Colombia parece no recuperarse, ¿qué plantea para este sector en el país, haría una reforma?

Sí, una reforma profunda. Esto también lo he estudiado bastante. Soy depronto el senador que más debates de control le ha hecho a la salud en Colombia. Tiene que quedar claro que no voy a estatizar la salud, se va atender con una combinación de salud privada y pública. Las clínicas privadas las vamos a cuidar y a preservar, igual que a los hospitales públicos. La salud en Colombia tiene una carencia de recursos muy grande, y en parte es porque hay mucha corrupción y porque hay unas utilidades demasiado grandes por la administración y la intermediación de los recursos; plata que se la sacan al sector y que debería ir a clínicas privadas y a hospitales públicos, a los trabajadores de la salud, a mejor medicina. Tengo una propuesta democrática para reducir los costos de la administración con el concurso de la actividad pública, privada y de la privada sin ánimo de lucro. Por ejemplo, compras públicas. Es un absurdo que cada sector de la salud compre sus propios medicamentos. En Inglaterra las compras son centralizadas y eso permite bajar los precios de los medicamentos y de los insumos en proporciones importantes. También nos vamos a sentar con todo el sector salud a hacer un acuerdo.

– Ha hecho mucho énfasis en temas ambientales, la lucha contra el fracking, contra la minería ilegal, ¿cuál será su apuesta en estos aspectos?

Hay un problema ambiental grave en Colombia y en el mundo, y hay que atenderlo con todo rigor. Cómo transformar la naturaleza, porque sino la transformamos no podemos vivir los seres humanos. Uno de mis desacuerdos grandes con el senador Petro es que está proponiendo acabar, destruir la economía petrolera dizque para proteger el medio ambiente. Eso es un absurdo, porque si destruye la economía petrolera acaba de destruir a este país, Colombia depende mucho de la economía petrolera. No es que me guste esa dependencia, pero para poder salir de ella tenemos que desarrollar la industria y el agro, y eso no se hace de un día para otro. Otro punto es que lo que le aporta Colombia al CO2 del mundo, a los gases de efecto invernadero, es nada, del orden del 0,5% Si destruimos la economía para que no haya emisiones, nada cambia en el calentamiento que es global. Nombraré una comisión de alto nivel científico y técnico para que diseñemos un programa ambiental serio. Mi primera propuesta ambiental es sencilla, reducir a cero la deforestación del Amazonas y del Pacífico, es lo más barato que podemos hacer.

Relación con Venezuela y paz

– ¿Es partidario de restablecer las relaciones con Venezuela bajo la presidencia de Nicolás Maduro?

Lo que Colombia ha perdido con el pésimo manejo del presidente Duque de las relaciones con Venezuela es inmenso. En la línea fronteriza de Cúcuta mandan los vandidos y delincuentes de todo tipo, ahí no hay Estado, ni de allá ni de acá y precisamente por el rompimiento, porque no coordinan. Las pérdidas económicas de Colombia han sido astronómicas, llegó a exportar a Venezuela 7 mil millones de dólares, y estamos en 150 millones. Cuánta pobreza y hambre hay del lado de Colombia y de Venezuela por el rompimiento de las relaciones, lo que no ha servido para nada. En la Coalición Centro Esperanza lo que decimos es: relaciones diplomáticas con todos los países del mundo, pero relaciones que respeten la soberanía nacional, los intercambios con beneficio recíproco y la autodeterminación, la no injerencia entre países en los asuntos internos.

– En materia de paz, ¿negociaría con las disidencias de las Farc, el Eln y otras guerrillas?

Soy amigo de la solución pacífica de los conflictos, sobre todo como el de Colombia porque llevamos 60 años de ese conflicto tan dañino para el país y que no se ha resuelto a bala. Es sin duda cierto que el proceso de paz con las Farc no resolvió todos los problemas, pero fue una ganancia grande; hoy hay menos sangre, menos vuidas y menos huérfanos en razón a ese proceso. Ya veremos si quienes están alzados en armas quieren avanzar en su desarme. Ya es a desarmarlos, ahí no puede haber otro fin distinto, si eso no sucede no sirve para nada. Mientras se logre eso y también después de logrado, monopolio del Estado sobre las armas; un monopolio garantista, civilizado, democrático, respetuoso de la Constitución y de la ley, de los derechos de los ciudadanos a reclamar. Necesitamos pacificar al país, pero en el marco de la civilización y de la democracia.

– Si no gana la consulta de marzo por la Coalición, ¿cuál de sus propuestas le pedirá que quede incluida al candidato que triunfe?

No hago suposiciones, que me parecen medio absurdas, porque siento que voy a ganar la consulta. Por el momento cuenten con que vamos a cumplir que guien gane, gana, y los demás vamos a cargar el maletín. Si me toca lo hago. Soy de una pieza, tengo palabra de gallero. Di mi palabra y ahí voy a estar, pero también soy muy optimista porque les voy a ganar.